Mira Lobe

Ayer se cumplieron 24 años de la muerte de Mira Lobe, una de las mejores escritoras austríacas de literatura infantil. Hoy, a modo de homenaje, repasamos se biografía.

Mira Lobe nació en 1913 en Görlitz, Silesia. Quiso estudiar y convertirse en periodista pero las leyes contra los judíos del régimen nazi se lo impidieron, de modo que no tuvo más opción que aprender a tricotar en la Escuela de Moda de Berlín. En 1936 huyó a Palestina. Allí se casó con el actor y director de teatro Friedrich Lobe y publicó en hebreo su primer libro para niños. Desde 1950 residió en Viena (Austria), donde adquirió la nacionalidad austríaca.

Lobe publicó más de cien títulos dirigidos al público infantil y juvenil entre los que hay que destacar: Insu-Pu: la isla de los niños perdidos (1948), La abuelita en el manzano (1965), Yo soy yo (1972) o Ingo y Drago (1975). La autora fue galardonada en varias ocasiones con el Premio de la Ciudad de Viena y con el Premio Nacional Austríaco de Literatura Infantil y Juvenil. Falleció en Viena en 1995.

La obra de Mira Lobe se caracteriza por su compromiso social, sus valores humanos, su comprensión hacia los débiles y marginados y la defensa de los derechos de los niños. Durante más de cincuenta años trabajó junto a la artista gráfica Susi Weigel, quien ilustró gran número de sus trabajos. Juntas publicaron obras ya clásicas como La abuelita en el manzano Yo soy yo.

Puedes saber más sobre Mira Lobe en su sitio web oficial (en alemán).

Te dejamos con un fragmento de una de sus mejores obras: Yo soy yo (Galimatazo Editorial, 2018):

En una pradera de colores florida,

un pequeño animal multicolor camina

entre altas hierbas verdes y mira

las flores temblar con la brisa.

Se alegra de oír a los pájaros cantar,

se alegra de ver a las mariposas volar

y se alegra ¡porque sabe disfrutar!

Pero entonces…

 

Entonces una rana verde lo importuna:

—Pero ¿y tú quién eres? —le pregunta.

Y el pequeño animal se para

y a la ranita mira a la cara.

—Pues… Es que no lo sé.

La ranita croa y recroa:

—¿Qué? Quien no sabe cómo se llama,

quien se olvida de quién es,

o es tontaina o piensa del revés.

 

La pradera florida, de colores vestida,

ya no le gusta al pequeño animal.

A alguien le tendrá que preguntar

y algún día le dirán

quién es él o cómo se puede llamar.

*La imagen pertenece a Yo soy yo, ilustrado por Susi Weigel.

Comparte esta entrada

Deja tu comentario aquí