Cupón descuento

El libro álbum y el libro ilustrado

Resulta más que evidente que la ilustración como arte está viviendo una de sus mejores épocas. Esto se refleja en el panorama editorial, ya que basta con visitar una librería para comprobar el número de publicaciones en las que esta expresión artística juega un papel fundamental. En el ámbito de la literatura y de los libros para niños la ilustración siempre ha sido esencial, hasta el punto de haber visto nacer un género propio: el libro álbum.

Sin embargo, ¿tenemos realmente claro qué es un libro álbum? ¿Sabemos la diferencia entre un libro ilustrado y un libro álbum?

En la entrada de hoy intentaremos responder estas preguntas y de paso aclarar algunas ideas en torno a la terminología del libro álbum. ¡Allá vamos!

¿Qué es un libro álbum?

Un libro álbum se caracteriza por establecer un diálogo entre texto e imagen, de manera que ambos lenguajes se complementan y relacionan: la imagen no se entiende sin el texto y el texto no se entiende sin la imagen. En ocasiones el lenguaje textual puede tener más peso que el lenguaje visual o viceversa. No obstante, generalmente la imagen cobra un mayor protagonismo, llegando en ocasiones a dominar completamente la obra como ocurre en el caso de los álbumes sin palabras.

La principal finalidad del libro álbum es la comunicación visual, no la literaria, de modo que el conjunto estético del libro también se ha de tener en cuenta y resulta significativo: la maquetación, la cubierta, las guardas, la distribución en la doble página de la imagen y el texto, etc. En este sentido el libro álbum exige una lectura múltiple para conformar el sentido de la obra puesto que el lector ha de descodificar e interpretar tanto la narrativa textual como la visual.

 

Ejemplo de libro álbum: Mi papá, Anthony Browne (FCE, México, 2002)

(vía read and create)

 

¿Es lo mismo un libro álbum que un álbum ilustrado?

Sí. Ambos términos se utilizan indistintamente. Álbum ilustrado es la denominación en castellano. El término libro álbum es de origen francés: se acuñó tras la publicación en 1931 de Babar, de Jean Brunhoff, por las singulares características editoriales de la obra (gran formato, tapa dura, etc.).

¿Qué es un libro ilustrado?

En un libro ilustrado es el texto el que cumple la función narrativa, de forma que las imágenes acompañan al texto, lo apoyan y se supeditan a él. Si bien es cierto que las ilustraciones pueden potenciar y complementar al texto, otorgándole una atmósfera, un tono, un registro, el texto siempre tiene prevalencia y autonomía frente a las imágenes. Es decir, en un libro ilustrado solo existe la lectura textual; si las imágenes se eliminan el texto puede comprenderse perfectamente sin ellas, la historia narrada permanece inalterable.

 

Ejemplo de libro ilustrado: Alice’s Adventures in Wonderland, Anthony Browne (Walker Books, London, 2015)

(vía The Guardian)

 

En definitiva, podríamos concluir que la principal diferencia entre un libro ilustrado y un libro álbum radica en el código usado para el desarrollo de la narración: el libro ilustrado se vale únicamente del lenguaje textual para narrar, mientras que la narración del libro álbum se sirve de la interacción entre el lenguaje textual y el visual.

Si te interesa el tema y quieres más información al respecto te recomendamos estas obras y artículos:

  • Carranza, Marcela, «Libros-álbum: libros para el desafío. Una bibliografía». En Imaginaria. Revista quincenal sobre literatura infantil y juvenilN° 87, revista electrónica, octubre 2002, Buenos Aires.
  • Colomer, Teresa. «El álbum y el texto»En Peonza nº 39 (1996), p.27-31.
  • Nicolajeva, María y Scott, Carole. 2001. How picturebooks work? Psychology Press.
  • Van der Linden, Sophie. 2016. Álbum[es]. Ekaré.
Comparte esta entrada

Deja tu comentario aquí